Acondicionador de huevo

Al lavarte el pelo puedes arrastrar sus aceites naturales, dejándolo apagado y poco manejable: aquí es donde intervienen los acondicionadores. Prácticamente cualquier ingrediente que restablezca el brillo y la suavidad o que repare los daños puede utilizarse como acondicionador, siempre y cuando te aclares luego el cabello debidamente.

  • Una yema de huevo
  • 2 cucharaditas de ron

1. Mezcla los ingredientes en un bol, batiéndolos bien. Asegúrate de que queden perfectamente amalgamados.
2. Aplícate la mezcla sobre el cabello limpio y húmedo. frótate primero con ella las puntas, extiéndela por el tallo del pelo y después pásate un peine. Envuélvete a cabeza en una toalla durante 30 minutos y finalmente aclárate bien el pelo con agua fría o tibia:el agua muy caliente cocería la yema de huevo.

Escrito por | 21 de mayo de 2009 | 3 comentarios
Categorias: Remedios naturales | Etiquetas: , , ,