El sangrado de encías, una enfermedad muy común entre la población

Son muchas las molestias  que pueden afectar a nuestra boca. Y todos sabemos que debido a que esta zona es muy sensible, cualquier molestia puede ser realmente incómoda y dolorosa.

Con un 52% de prevalencia, el sangrado de encías se sitúa como una de las dolencias  bucales más habituales entre la población. Esta enfermedad puede converger en la pérdida de dientes si no se trata a tiempo. De hecho, antes de los 40 años la caries sería la principal causa de la pérdida de piezas dentales, pero a partir de esta edad, la inflamación de las encías y demás problemas gingivales en se tornan en responsables de esta situación.

No obstante, muchas veces la persona no es consciente del problema. Una encía comienza a mostrar síntomas de enfermedad cuando se van enrojeciendo e inflamando. Puede sangrar de forma ocasional durante el día o durante la noche. Sin embargo, el signo más visible se produce durante el cepillado de los dientes; momento en el cual hemos de pensar en tomar medidas al respecto para así atajar el problema a tiempo.

Pero, ¿cuál sería la manera más eficiente de prevenir el sangrado de encías? Mediante una higiene bucal correcta basada en un cepillado tras cada comida combinado con el uso del hilo dental. Sólo así podemos prevenir la inflamación de las encías y, por consiguiente, su sangrado. Existen pastas dentífricas específicas que previenen y tratan este problema. Una de ellas es Parodontax® desarrollada por GlaxoSmithKline.

Su composición, basada en bicarbonato sódico, ayuda a eliminar la placa causante de la inflamación de la encía y neutralizar los ácidos que contribuyen a la desmineralización del diente. Su uso diario ayuda a detener el sangrado de encías y a prevenirnos de condiciones  más severas como la gingivitis y periodontitis. A los 15 días de uso la encía mejora notablemente recuperando su color rosado y disminuyendo su inflamación.

Además del uso de una pasta específica y un cepillado adecuado, es trascendental acudir por lo menos una vez al año al dentista y someterse a una limpieza exhaustiva para evitar problemas de encías.

Escrito por | 9 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Consejos | Etiquetas:

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta